EXPERIENCIAS
Van Camp´s

Descubre nuevas formas de divertirte con el atún

CONTENIDOS RELACIONADOS

Ensalada saludable Van Camp's

Ensalada saludable Van Camp's

Ensalada saludable Van Camp's
Ceviche de atún

Ceviche de atún

Prepara una deliciosa entrada de Ceviche de atún que combina todo el sabor de atún Van Camp's y sorprende a todos tus invitados.
Ensalada tricolor

Ensalada tricolor

Exquisita mezcla de vegetales frescos y el inigualable sabor de Van Camp's. Ensalada tricolor Ideal para compartir con tu familia o invitados.

Pícnic romántico: sorprende a tu pareja con una cita que no olvidará

picnic

El menú como centro de la velada
Existen muchos pormenores para que realmente sea un pícnic romántico, pero sin duda los platos a degustar son los protagonistas. Prepara una típica entrada italiana: antipasto. Puedes hacerlo con atún, servido sobre pan blanco tostado. Acompáñalo con vino blanco.
Como plato central presenta una pasta fría creativa. Prepara unos deliciosos ravioles con relleno de espinacas cocidas, atún en aceite, nueces y queso mozzarella. Sírvelos con tomate cherry, aceitunas, orégano, albahaca y aceite de oliva.
Para cerrar el menú despliega algunas frutas y semillas (uvas, cerezas, almendras, avellanas). Y ofrece un postre italiano: tiramisú, cannoli o macedonia de frutas, por ejemplo.


El lugar y los implementos infaltables
Busca un lugar que no quede muy lejos, así la comida llegará fresca. No te limites al campo, la playa también es un buen espacio.
Investiga si hay insectos, sombra, vientos, humedad, si hará un buen clima y si el lugar es seguro (para ustedes y el carro).
Lleva una cesta para la comida, una neverita o cava para las bebidas, mantel, manta por si hay vientos fuertes, platos, cubiertos, copas y servilletas. Y no olvides las bolsas para guardar los utensilios usados y depositar los desperdicios.


Los recuerdos de un buen pícnic romántico
La comodidad debe estar presente, toma todas las previsiones posibles. Piensa que evocarán el momento más adelante, y debe ser en positivo. Planifica la decoración. El primer momento es inolvidable. Rememora la tierra italiana con un mantel tradicional a cuadros.
Saca las viandas, el vino y los utensilios con alegría. Y al final extrae de la cesta un obsequio o detalle especial. Dáselo a tu pareja para iniciar la actividad, y recuérdale lo especial que es para ti.
El romance en este punto es crucial. Como la idea es llevar pocas cosas para hacer cómodo el recorrido, puedes sustituir las flores por pétalos.
Después de la decoración y los regalos, da comienzo al banquete. Coloca todo a mano: comidas, bebidas, platos y servilletas.


¡Buen apetito!
El refinamiento y exquisitez caracterizan la cocina italiana. Presenta y sirve tus platos con ese espíritu. Después del brindis y unas uvitas para iniciar el ritual gastronómico, sirve la ensalada y lleva la conversación a los sabores.
Luego habla sobre cómo preparaste la comida. Comenta que “antipasto”, significa “previo al plato principal” (“pasto” es “comida”). Fue heredada del Renacimiento italiano (siglo XIV) para abrir el apetito en los grandes banquetes. Menciona que “ravioli” es una palabra derivada del latín que significa “tipo de delicia”. Y que tu versión con atún especialmente preparada para este pícnic romántico es muy siglo XXI: creativa, original. Continúen la velada con largas conversaciones o algunos juegos al aire libre, que faciliten los abrazos y las risas cómplices.


Fuentes:
“Antipasto, los entrantes italianos” (2014). Recuperado de: https://www.directoalpaladar.com/barillasabordeitalia/antipasto-los-entrantes-italianos
Adrian “Cocinemos con Historia” (2017). “Ravioles Ravioli Caseros”. Recuperado de: https://cookpad.com/ve/recetas/1062359-ravioles-ravioli-caseros
Wuth, H. (2013). “Ravioles o raviolis. Su historia, orígenes y variedades”. Recuperado de: http://www.imchef.org/ravioles-o-raviolis-su-historia-origenes-y-variedades

 

¿Qué llevar a un picnic? Recetas prácticas y saludables En nuestra ajetreada vida moderna uno de los mejores planes para compartir entre amigos y familia es el picnic.
Tres recetas para pícnic después del ejercicio El momento de sentarse a comer siempre es especial, disfrútalo en espacios al aire libre, después del ejercicio.